¿Cisma? Obispos pro LGBT desafían la autoridad del Vaticano


La Congregación de Obispos Alemanes empezó a bendecir uniones homosexuales desde el 10 de mayo, pese a la negativa del Vaticano «Dios no puede bendecir el pecado», ha sido la postura tajante del Vaticano, respecto a la negación de bendecir uniones entre personas del mismo sexo. Pero ya se está hablando de un cisma, una separación, por causa de la decisión de la congregación de obispos alemanes que desde el 10 de mayo empezó a bendecir uniones homosexuales. Francisco I ha sido duramente cuestionado por su aparente favoritismo por regímenes de izquierda y por empatizar con causas progresistas, muy opuesto a sus predecesores, incluyendo el papa emérito Benedicto XVI. Sin embargo, al ver sus declaraciones completas, que reflejaban su labor como Arzobispo de Buenos Aires, quedó demostrado que nunca fue así. Jamás habló de matrimonio, mucho menos eclesiástico, sino de la unión civil, un trámite legal que permite las visitas médicas y la cobertura para su pareja, entre otros servicios. En cuanto a la familia, Jorge Mario Bergoglio se refería a que los homosexuales tienen derecho a ser amados por sus padres, no a tener hijos; cuestión que fue tergiversada. Y esa postura quedó demostrada mediante la negación de ceder ante el reclamo de los obispos alemanes. «En alrededor de 100 iglesias en todo el país, los poderosos progresistas católicos de Alemania están desafiando abiertamente una reciente prohibición del Vaticano de bendecir las uniones entre personas del mismo sexo», tuiteó el célebre jesuita. Un cisma inminente James Martin dijo públicamente que la postura del Vaticano frente a las uniones homosexuales conduciría a un éxodo masivo de católicos de la Iglesia. Es decir, sugiere que en lugar de los fieles acatar los mandatos de la Iglesia, la Iglesia debe adaptarse. Para entender la gravedad de lo sucedido es importante entender qué es un cisma. Implica una separación, como la que dividió a la Iglesia en Oriente y Occidente, dando lugar a la fe ortodoxa como distinta a la católica apostólica romana. La Iglesia católica es una institución intrínsecamente jerárquica, lo cual es incompatible con el igualitarismo cada vez más predominante en la sociedad actual. Fuente: https://panampost.com/mamela-fiallo/2021/05/13/cisma-obispos-pro-lgbt-desafian-autoridad-vaticano/

18 visualizaciones0 comentarios